Comparte

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email

UITA critica que la agencia Amaya paralice las entrevistas directas tras el informe de evaluación de riesgos psicosociales

Preocupante los datos tan elevados que refleja el informe sobre «violencia física y psicológica, acoso sexual y conflictos»

A principios del mes de enero de 2020, la agencia firma el informe de Evaluación de Riesgos Psicosociales, con el objetivo de identificar aquellas condiciones de trabajo que podían estar suponiendo un riesgo laboral para los trabajadores afectados. El trabajo de análisis y estudio había comenzado mucho antes, en marzo de 2019, con la constitución del grupo de trabajo formado por representantes sindicales, representantes de la Agencia y la presencia de una empresa externa especializada en la materia.

La totalidad de la plantilla fue agrupada en unidades de análisis, según las características de demandas psicológicas de su puesto y, a partir de ahí, se realizaron encuestas y se obtuvieron los resultados con una participación del 34% del total de la plantilla. De entre los resultados obtenidos, fueron muy llamativos los referentes a la violencia física, el acoso
sexual, conflictos y violencia psicológica, destacando determinados grupos de trabajadores con riesgo elevado y muy elevado. Entre los grupos que arrojaron resultados más que preocupantes se encuentran, entre otros, trabajadores de los centros periféricos, parte de Infoca Cádiz, Top´s, Tomamuestras, así como los puestos que constituyen los grupos 3 y 4 del Convenio Colectivo.

Es a partir de este momento cuando detectamos que el objetivo de la Agencia no era otro que “cubrir mínimos” de cara a exigencias legales, estableciendo la formación como única medida preventiva capaz de solucionar el grave problema que quedaba planteado a partir de la realización de las encuestas.

Por parte de UITA-AMAYA hemos sido plenamente conscientes de la gravedad del asunto y hemos trabajado de forma activa, llevando al grupo de trabajo de riesgos psicosociales (Marzo 2021) propuestas de medidas correctoras y herramientas de desarrollo de las mismas, donde las entrevistas directas (centro por centro, trabajador por trabajador) constituyen eje principal para detectar el origen y las causas de estos resultados tan preocupantes.

Así, en el mes de junio, quedan todos los pasos dados y esta medida está lista para su implantación, Sin embargo, llegados a este punto, nos encontramos que la agencia decide que la pasividad va a ser su modus operandi desde este momento. Así, paraliza todo el proceso desarrollado, dejando en stand by la ejecución de las entrevistas directas, lo que constituye el paso más importante, efectivo y, el único capaz de solucionar los graves problemas detectados.

Sabemos que la agencia cubre los mínimos legales exigidos en este caso y que, éste, es su único interés. Si existiera una mínima preocupación por el estado de los trabajadores en este sentido, no dejarían pasar el tiempo de esta forma tan descarada para que todo se diluyese en el olvido. Por nuestra parte comunicaros que luchamos continuamente porque sean llevadas a efecto con carácter urgente la ejecución de las entrevistas directas, nosotros no olvidamos que hay compañeros en situación de riesgo muy elevado que, ante la impasibilidad de la Agencia, deben recurrir a las bajas médicas como única vía de escape a su situación de riesgo.

El sitio web https://uita.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.   
Privacidad